Publicado // febrero 12th, 2016

email“El email marketing no ha muerto, es el mal uso de esta técnica la que ya no tiene lugar en nuestras estrategias de marketing”, asegura Roger Llorens, analista web y especialista en Content & Inbound Marketing, en una publicación difundida por El Blog de José Fachin.

Son muchos los que todavía siguen pensando que el email marketing consiste en hacer una campaña de mailing súper masivo. Algo parecido a como pescar con dinamita o cazar patos con una ametralladora, pero esa es precisamente la peor de las estrategias.

Cuando hablamos de “marketing”, lo normal es tener en cuenta algunos criterios estratégicos en nuestras acciones e intentar realizar un trabajo más profesional al planificar esas campañas de email.

Por ello, enviar un correo con publicidad a un montón de correos electrónicos, sin un análisis previo, es malgastar tiempo y dinero. Además, si lo miramos desde un punto de vista legal, eso se considera SPAM y es prohibido pues esas personas nunca nos dieron su consentimiento antes de recibir ningún correo. Este tipo de prácticas invasivas no son la mejor solución

EL PRIMER PASO para poner en marcha cualquier estrategia de email marketing es, evidentemente, tener emails de clientes reales o potenciales con los que comunicarse. Con ello aseguramos a un potencial comprador sobre el que tenemos permiso para realizar las acciones de marketing o comerciales que consideremos oportunas para los objetivos que tengamos.

SEGMENTACIÓN. Envía mensajes a listas pequeñas, cuando estas son muy grandes hará que lleguen varios emails a un mismo servidor y este entenderá que se trata de un probable abuso. Hasta 1 000 contactos por lista es una cantidad razonable.

EMPATÍA. Personaliza tus mensajes. Si en tu lista cuentas con el nombre del destinatario, aprovéchalo en el cuerpo del mensaje y utiliza frases como “Hola Juan…”, eso genera confianza. Recuerda también insertar los textos para poder ver el mensaje en la Web y sobre todo, el link para poder suscribirse o desuscribirse.

SE CLARO. El asunto del mensaje (subject) debe ser muy breve y conciso, es la parte más importante del contenido. No utilices palabras completamente en mayúsculas, ni caracteres especiales y evita las palabras como gratis, promoción, oferta, y similares.

EL PESO IMPORTA. Finalmente, evite adjuntar archivos y el uso de imágenes embebidas, eso vuelve los mails muy pesados, algunos correos los rechazan y, de paso, genera desconfianza en los sistemas que recibirán su email. El peso total de un mensaje a enviar no debería superar los 50.0KB.

Deja una respuesta

  • Facebook

  • Google+

  • Linkedin

    Twitter